Seguinos! :) Danos Me Gusta en Facebook Seguinos en Twitter Suscribite en YouTube
Un proyecto de STS Rosario

¿Por qué usar la bici?

Beneficios a la Salud

La mayoría de nosotros llevamos vidas sedentarias, ya que pasamos la mayor parte de nuestro dia trabajando en actividades que no conllevan esfuerzo físico. Utilizar la bicicleta como modo de transporte de manera cotidiana hace que incorporemos actividad cardiovascular a nuestra rutina, lo cual provoca que disfrutemos de todos los beneficios asociados al ejercicio físico.

Entre estos beneficios encontramos:

  • Disminución en los índices de ansiedad, estrés y depresión [1].
  • Disminución de masa corporal, por aumento de la tasa metabólica.
  • Mejora de la presión sanguínea en personas con hipertensión [2].
  • Disminución de la frecuencia cardiaca en reposo, lo cual disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas y muerte súbita.
  • Mejora de la relación entre HDL (colesterol “bueno”) y LDL (colesterol “malo”), lo cual disminuye el riesgo de arteriosclerosis [3].
  • Disminución de la incidencia de algunos tipos de cáncer [4].
  • Mejora la salud cardiovascular y previene enfermedades cardíacas [5].

A pesar de todos los beneficios mencionados, muchas personas argumentan que la exposición a los gases de los autos y los riesgos de andar en bicicleta en una ciudad son demasiado altos y que no justifican el uso de la bicicleta como modo de transporte. Sin embargo, los estudios a largo plazo realizados al respecto indican que los beneficios asociados al uso de la bicicleta superan ampliamente los riesgos, siendo los resultados de disminución de mortalidad asociados a la bicicleta tan contundentes como 40% para personas que la utilizan como modo de transporte diario [6][7]. Algunos de estos beneficios, en ciudades con gran cantidad de ciclistas, no son exclusivos de las personas que utilizan la bicicleta, sino que se trasladan a toda la sociedad. Vivir en ciudades con menos cantidad de tráfico afecta la calidad de vida y la salud de todos los habitantes, lo que también lleva a grandes beneficios económicos para los municipios que, al contar con habitantes más sanos, reducen los gastos en cuidados de la salud.

Beneficios Económicos

La bicicleta es un modo de transporte económico. Más allá de la inversión inicial (que puede ser muy variada, de acuerdo al tipo de bicicleta) y de algunos elementos necesarios, como cadena y luces de seguridad, los gastos de mantenimiento son mínimos, sobre todo si tenemos nuestra bicicleta en condiciones. La energía utilizada para movernos es la propia, por lo que a lo sumo aumentaremos nuestra ingesta calórica gastando apenas un poco más de dinero en comida. En contraste, los autos particulares requieren una gran inversión inicial, costos de patentamiento, seguro, garage nocturno y estacionamiento durante el día (como parquímetros y playas de estacionamiento). A ésto se suma el consumo diario de combustible, cuyo precio aumenta a nivel mundial debido a la escasez de petróleo y la dificultad para extraerlo. Si en cambio elegimos utilizar el transporte público, el gasto es mucho menor, ya que sólo necesitamos pagar el pasaje.

Más allá de los gastos de cada individuo, también podemos notar diferencias en los gasto que los municipios deben realizar, de acuerdo a los modos de transporte utilizados por sus habitantes. En primer instancia, como mencionamos anteriormente, el incremento del uso de la bicicleta deviene en mejoras de la salud de los ciudadanos, lo que provoca que los gobiernos ahorren grandes sumas de dinero en prestaciones de salud. Otro factores a tener en cuenta son los subsidios a combustibles que deben realizar los gobiernos para mantener los precios accesibles, y los elevados gastos que deben realizarse para aumentar la infraestructura para los autos, y arreglar las calles que se deterioran rápidamente cuando existe un gran volumen de autos que circulan diariamente por las calles.

Por último, debemos mencionar los beneficios económicos que reciben las empresas cuando aumenta el número de ciclistas. Por un lado, cuando los empleados de una empresa caminan o utilizan la bicicleta para desplazarse a su lugar de trabajo se sienten más estimulados y relajados. En comparación con aquellas personas que utilizan el transporte público o sus autos particulares se ven afectados por desplazamientos más estresantes y menos estimulantes [8]. Ésto, por lo tanto, podría significar un beneficio económico para las empresas, que funcionarían de manera más productiva cuando sus empleados trabajan de manera más eficiente. Además, numerosos estudios indican que andar en bicicleta o caminar en zonas comerciales hace que las personas sean más propensas a detenerse y entrar en negocios, ya que la bicicleta permite ir a una velocidad que nos pone más en contacto con nuestro entorno, permitiendo que investiguemos nuestros alrededores. Ésto significa un beneficio económico, especialmente para los negocios que se encuentran en calles afectadas por ciclovías, e incluso aún más para los comercios que ofrecen bicicleteros [9].

Referencias

[1] Salmon, P. (2001). Effects of physical exercise on anxiety, depression, and sensitivity to stress: a unifying theory. Clinical psychology review, 21(1), 33-61.

[2]Dickinson, H. O., Mason, J. M., Nicolson, D. J., Campbell, F., Beyer, F. R., Cook, J. V., ... & Ford, G. A. (2006). Lifestyle interventions to reduce raised blood pressure: a systematic review of randomized controlled trials. Journal of hypertension, 24(2), 215-233.

[3]Weltman, A., Matter, S., & Stamford, B. A. (1980). Caloric restriction and/or mild exercise: effects on serum lipids and body composition. American Journal of Clinical Nutrition, 33(5), 1002-1009.

[4] Van den Brandt PA, Spiegelman D, Yuan SS, et al. Pooled analysis of prospective cohort studies on height, weight, and breast cancer risk. American Journal of Epidemiology 2000; 152(6):514–527

[5] Ignarro, L. J., Balestrieri, M. L., & Napoli, C. (2007). Nutrition, physical activity, and cardiovascular disease: an update. Cardiovascular research, 73(2), 326-340.

[6] Andersen, L. B., Schnohr, P., Schroll, M., & Hein, H. O. (2000). All-cause mortality associated with physical activity during leisure time, work, sports, and cycling to work. Archives of internal medicine, 160(11), 1621.

[7] De Hartog, J. J., Boogaard, H., Nijland, H., & Hoek, G. (2010). Do the health benefits of cycling outweigh the risks?. Environmental Health Perspectives,118(8), 1109.

[8] Gatersleben, B., & Uzzell, D. (2007). Affective Appraisals of the Daily Commute Comparing Perceptions of Drivers, Cyclists, Walkers, and Users of Public Transport. Environment and Behavior, 39(3), 416-431.

[9] New York State Department of Transportation: Meassuring the street.

Plano Ciclista